GR 113. Cedillo-Alcántara. I

Estábamos enfrascados en la elaboración de la web taejo.eu cuando mi amigo Alfredo, a la sazón director del parque Tajo Internacional, me habló por primera vez del GR entre Cedillo y Alcántara. Formaba parte de un proyecto de recuperación y señalización de caminos naturales del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente . Se trataba del Camino Natural del Tajo, GR113, desde su nacimiento en los Montes Universales, en la Sierra de Albarracín, hasta la frontera portuguesa en Cedillo. Hoy contamos con la página del ministerio, y bastante buena por cierto. En aquella primavera de 2012, tuvo que ser Alfredo el que nos facilitara el GPX de la ruta en su tramo extremeño, principalmente por planificar el viaje, ya que la ruta se encuentra perfectamente señalizada con postes de recorrido, cruces, distancias,… a excepción de un lugar donde nos perdimos (puedes ver la vuelta que dimos en el mapa).

La ruta (recuperada) se compone de dos topologías de tramos distintas, la que utiliza los caminos que se han venido conservando por uso y costumbre y unos tramos recuperados, donde se había perdido u ocupado por propietarios de terrenos. En estos casos, camino se ha realizado levantando un talud de 1,5 mtrs con dos pequeñas cunetas a los lados. Existe una variante mixta en el tramo de la Cañada Real de Gata, entre los ríos Salor y Jartín, que por la amplitud de la cañada en ese tramo, además se ha realizado el talud. Dos comentarios: es arduo caminar sobre el mismo, y corre el riesgo de volver a se devorado por los propietarios.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La planificación del viaje, una vez conocidos los tramos fue sencilla, la etapa on line (en casa), usamos el visor del IGN con la superposición del GPX. Distancias, desniveles, alojamientos, elección de las etapas, ya que no seguimos las recomendadas, y búsqueda de compañeros de viaje. El Buraco en Santiago de Alcántara y el Hostal Venta El Membrillo fueron los alojamientos que escogimos (sin mucha más elección). Para la etapa off-line (en ruta) descargamos los mapas del CNIG y los montamos con el visor de OruxMaps, fantástico. Ten en cuenta que la cobertura de datos,como la de voz, es más bien escasa.

El camino, en general poco transitado, recorre de punta a punta el corazón del Parque Natural Tajo Internacional y permite apreciar la naturaleza del mismo en su más apreciado estado. Dehesas de encinas o alcornoques, riberos pronunciados o llanos interminables, salpicados de casas y cebaderos de ganadería extensiva. Hay que tener en cuenta que estamos en una de las zonas de mayor nivel de latifundismo y despoblación de toda Extremadura.

Los pueblos que cruzas, pequeños, tirando a blancos, mirando al Tajo y sin demasiados servicios turísticos, permiten abastecerse de comida para el camino, parar a tomar un cerveza y coger resuello. Hacer el recorrido en plana Semana Santa, nos permitió ver el ambiente que toman estos pueblos al recibir a sus emigrantes: calor y jolgorio.

1ª etapa: Cedillo – Santiago de Alcántara

3o Km desde las 9.19 a las 17.29, total 8.10 horas. Dos descansos importantes, alguna parada de refresco. Dificultad: baja con excepciones, la rivera del Aurela debido a su encrespado descenso y ascenso, que podemos considerar de dificultad media.

En el fichero kmz puedes encontrar todos los detalles de la etapa Cedillo-Santiago. No sabemos porqué motivos Google Earth hace una interpretación de las horas y no coincide con la real, ni idea del porqué (no así el GPX de OruxMaps).

Cedillo-Santiago

En el inicio de la etapa, recorrimos sobre el talud un buen tramo hasta prácticamente llegar al puente viejo del Cabrioso, un precioso paraje encajonado con abundante agua. Este punto forma parte de la ruta SL-CC 136 de recorrido lineal hasta Herrera de Alcántara y cambia el tipo de camino hasta pasado el arroyo Lampariño, otro punto bien señalizado y con descansadero para avistar fauna. Parada para comer y reto mayúsculo.

La rivera del Aurela marca el hito más importante de la etapa. Los 3,5 km de ascenso y descenso con desniveles de ±20% convierten este momento en único. Al llegar al Aurela, el espectáculo de su tajo es impresionante, rodeado por grandes muros de piedra, se encuentra un pequeño río que mantiene su agua hasta en verano. La presencia de nutrias, dicen, es habitual por sus alrededores. Hay más información en la página del pueblo.

Últimos kilómetros entre explotaciones de eucaliptos y repoblaciones de encinares, las fuerzas quedan justas, ya en el pueblo unas “amigas” nos envían por un atajo más largo de la cuenta.

Llegada a Santiago a los apartamentos El Buraco, regular de servicio, regular de comida. Sitio inmejorable. Con un poco de atención por parte de las encargadas, se mejoraría bastante el descanso y el recuerdo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Continuará

Leave a Comments

Your email address will not be published. Required fields are marked *